Clínica Veterinaria El Cabo

Cirugía preventiva




Las cirugías preventivas son aquellas técnicas quirúrgicas que evitarán una dolencia mayor o futura en nuestro perro o gato. Mediante ellas conseguimos mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas






Gastropexia preventiva (cirugía para evitar el síndrome de dilatación torsión de estómago).

Acortamiento del paladar blando, rinoplastia (mediante el uso de Laser de CO2). Mediante esta técnica reducimos la resistencia al paso de aire en la inspiración, produciendose una respiración nasal más suave y evitando problemas asociados (golpes de calor) en fechas de altas temperaturas. Principalmente las razas que se benefician de esta técnica son las razas braquicefálicas de perros como el bulldog francés, bulldog inglés y carlino, sin ser exclusivas de estos pacientes. 

- Cirugías correctoras de párpados (entropion/ectropion). Estas van a evitar alteraciones severas sobre la córnea bien sea por permanente exposición de la misma debido a que los párpados no contactan al cerrarse o bien por el roce de pestañas sobre la misma en caso de estar los parpados plegados hacia el interior del ojo. En muchos casos una sencilla aplicación del laser de CO2 sobre el borde del párpado puede corregir un entropion que con el transcurso del tiempo podría ser más grave.

Sinfisiodesis pubica juvenil o triple osteotomía pelvica (prevenir la displasia de cadera). Las principales razas predispuestas a la displasia de cadera son perro pastor alemán, golden retriever, labrador, y otras razas de talla grande o gigante. Dicha patología predispone a una artrosis degenerativa de cadera que, dependiendo de la alteración y el momento de aparición, puede mermar la capacidad física del animal y su calidad de vida con el paso del tiempo. Para tomar la decisión de realizar este tipo de cirugías, siempre se debe consultar con nuestros veterinarios, los cuales le aconsejarán que pruebas se deben realizar y en que momento, para realizar un diagnóstico correcto. 

Muchas de estas cirugías se realizan en animales incialmente sanos o sin signos clínicos (en otros casos se realizan como tratamiento, p.e. en el caso de úlceras corneales por entropion), por lo que la especie y la raza de nuestra mascota junto al juicio clínico de nuestros veterinarios son los que determinarán la necesidad y el beneficio que puede suponer para nuestro perro o gato.

Cabe recordar, que la medicina/cirugía preventiva veterinaria tiene el firme objetivo de proteger y mantener la salud y el bienestar animal, al mismo tiempo que prevenir enfermedades, discapacidades y muertes.